Pirotecnia Cero

Pirotecnia Cero

La mayoría de nosotros tiene una mascota en casa, ellos son los que nos evidencian más habitualmente el daño que les causa el ruido de la pirotecnia que se utiliza en gran número durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Pero no son las únicas victimas de este festejo que se ha convertido en los últimos años el dolor y hasta el deceso de algunos.

Sensibilidad auditiva

Se destaca que “el 40% de los niños con TEA tienen sensibilidad auditiva” y el estruendo de la pirotecnia de alto impacto sonoro provoca en ellos “estrés, ansiedad, miedo y autolesiones”. Esto último, las autolesiones, causan a veces daños tan graves en sus cuerpos que necesitan tratamientos de alta complejidad. Contenerlos no siempre alcanza para prevenir estos crueles cuadros.

“Las prohibiciones no son el camino porque la gente los utiliza igual, con el riesgo de hacer proliferar el mercado clandestino cuyos productos sí son peligrosos”, por eso difundir y compartir los efectos que causan los festejos con este tipo de elementos va a ser la toma de conciencia. No hay que esperar a ser una de las victimas o tener en el entorno cercano alguna; debemos pensar que la mayoría son niños autistas y mascotas, ambos sin voz para poder decirte que pares con semejante crueldad.

No sólo necesitamos una legislación clara y severa para quienes no cumplan con tener una ciudad con Pirotecnia Cero, debemos lograr tener una Sociedad con Pirotecnia Cero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *